martes, 2 de mayo de 2017

Desmayo en mayo


¡Qué susto!
¡Que me desmayo!
¡Entramos en el mes de mayo!

No me lo puedo creer.
¿Qué le pasa a mi bebé?
No ves que estoy hablando
y tú tan tranquilo llorando.

En la plaza, en la calleja
aquí el que no corre vuela.
Ya sea el tío o la abuela,
el móvil siempre en la oreja.

¡Qué susto!
¡Qué me desmayo!
Y tú tan tranquilo llorando.

17 comentarios:

  1. Gracias amigo por tu visita y tus versos.la procesión muy bonita como de los Romanos pero nadie lloraba ...algún pesado si había...

    ResponderEliminar
  2. Qué peligro tan grande el móvil!!!!.

    Tanta dependencia puede causar un disgusto.

    Un abrazo. Feliz mes de Mayo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este es un ejemplo, aunque yo creo que la realidad supera esta imagen. Todos vemos personas con el móvil mientras conducen, mientras cruzan con el semáforo en rojo, en el trabajo, en el cine....

      Eliminar
  3. que desconsiderado el bebito, como se le ocurre llorar cuando mamá esta al celular...

    ResponderEliminar
  4. Jajajajajajajajajajajaja pobre bebé!
    Ay! las madres de ahora..... :P

    Saludos =)))

    ResponderEliminar
  5. Están atontadas con el móvil y no se enteran de nada. Además, ya ha venido mayo y se quitó el sayo, lo cambió por esos horribles vaqueros desflecados.
    Bienvenido el mes de las flores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comentarios alocados con vaqueros desflecados.

      Eliminar
  6. Lástima que sea algo tan real y no se quede sólo en un chiste.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto.
      La lista de ejemplos reales sería interminable.
      Saludos amigo.

      Eliminar
  7. A esta página le falta un poema quevedesco (para eso el título está heredado de este genio). Ahí va el primer intento.

    Erase un hombre a un móvil pegado
    érase un smartfónico severo;
    érase un artefacto placentero
    cual pendiente en su oreja colocado.

    Érase un esclavo del teclado
    por el facebook abducido todo entero
    érase un wasapeador severo
    a la secta del twitter afiliado.

    Érase un reino llamado covertura
    regido por el rey Megalodato
    Sus vasallos han perdido la cordura

    que fuera del reinado cuatro gatos
    solo quedan que se acuerde¡qué locura!
    que era un trasto para hablar ¡y solo un rato!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Genial!
      Tomo el testigo y con tu permiso utilizo este original comentario para poner la próxima entrada.

      Eliminar

What's up?
¿Qué tal?
Te pasas la vida con el "guasap desquicidado"
¿no te queda tiempo para un pequeño comentario? ♣♣♣