domingo, 19 de marzo de 2017

Último atardecer de invierno.

Despedimos al invierno con un día soleado. 
Aprovecho para dar un paseo por el campo.


 Flores rosadas en el punto de partida.


Piedras redondeadas en lo alto de la colina.


Ovejas que pastan a la hora de la comida. 


Puente solitario sobre las aguas tranquilas.


Final del trayecto.
Hago un descanso.
Último atardecer de invierno.
El cielo se despide rosáceo.

lunes, 13 de marzo de 2017

¿Cómo están ustedes?


Este fin de semana pude disfrutar de una divertida comedia que se representó en el Teatro José María Rodero de Torrejón. A la entrada te daban el folleto de la obra junto con una piruleta rosa para endulzarte la velada.
Once años después, el telón se abrió nuevamente para Eduardo Aldán y su particular universo, donde Espinete era la excusa para transportarnos a nuestra niñez a través de la comedia y la emoción. Una fórmula magistral que año tras año ha logrado conquistar al público, creando un fenómeno único. “Espinete no existe” ha demostrado no sólo resistir el paso del tiempo”. Una comedia nostálgica sobre nuestra infancia y las pequeñas cosas que han marcado a varias generaciones. Un viaje al pasado a través de la música, las imágenes y la comedia.
Recordamos a los payasos de la tele, los juegos de la infancia: el aro, las canicas, las chapas, la bici...
el traje de comunión, las colecciones de cromos, las temidas lentejas donde no valía "el si quieres las comes y si no, las dejas", las chuches en el kiosco del barrio, las canciones de la niñez...

¿Cómo están ustedes?

martes, 7 de marzo de 2017

Visita al Museo.

Esta mañana nos tocó visitar el Museo Arqueológico Regional de la Comunidad de Madrid situado en Alcalá de Henares.

En esta ocasión pudimos disfrutar de la  colección que nos informaba de los primeros pobladores en la Comunidad de Madrid.
El primer homínido  en aparecer en territorio madrileño fue el Homo heidelbergensis. Después llegó el Homo neanderthalensis que fue sustituido por el más conocido, Homo sapiens hace unos 35.000 años.
Como no quiero marear al personal con los nombrecitos voy a realizar una crónica más comprensible.

Una vez que recordamos la evolución de la especie humana nos acercamos a las vitrinas para ver los restos fósiles que nos informaban de las diferentes especies animales que vivieron hace muchísimos años. 


En la imagen se puede observar una parte del esqueleto del Elefante antiguo, un gran macho adulto de unos 40 años y casi 5000 kg. de peso (bautizado por sus excavadores como Miguelito).


Antes de finalizar la visita no podíamos abandonar el museo sin guardar las debidas formas de urbanidad. Nos despedimos de la guía que nos acompañó, saludo dando el último cariñito a mi amigo de Neanderthal y vuelta para casa.

jueves, 2 de marzo de 2017

Hoy es dos del tres y el termómetro marca cuatro grados.

Comienza un nuevo mes, hoy es dos del tres salgo de casa temprano y el termómetro marca cuatro grados. Antes de comenzar la clase, leo un cartel que indica; La vida es un viaje en tren. donde todos somos viajeros que acabamos bajándonos en la estación de destino.


Llega el mediodía, regreso a casa andando aprovechando que hace un buen día que te invita al paseo. Subo la empinada rampa azulada y doy un rodeo. Pasa un tren que se acerca al andén.


Atravieso el puente para pasar al barrio que hay en frente. Los cables eléctricos se pierden a lo lejos fundiéndose con el cielo. Los árboles desnudos se quedan impasibles y permanecen alineados esperando que pase el ferrocarril de las tres.


Llega el nuevo atardecer. El sol se oculta tras las montañas. Yo también subo al tren. Cojo un viejo patinete y me subo en el vagón solitario. El destino.... ni lo sé.


domingo, 26 de febrero de 2017

Despedidas en febrero.

Se despide el mes de febrero, este año fue todavía más triste y locuelo.
A pesar de ser el  más corto del año muchas vivencias, pérdidas, dolencias ... tuvimos que padecer.


A mediados de mes, visita fugaz a la provincia de Soria. Destino el cementerio desde donde se ve el Moncayo nevado. Fallece Vidal, el tío soriano.
De regreso a la ciudad y antes de acabar la semana recibo una nueva llamada. Otra pérdida familiar. Nos deja Sergio, el tío italiano.
Días de despedidas, de lágrimas, de coronas florales, de abrazos familiares.


Último domingo del mes. 
Día de reflexión, de recuerdos, de oración. 
Cada cual elige su fórmula para superar la pérdida de un ser querido.
Bajo al parque para tomar un poco el aire, respirar aromas florales  y atrapar las caricias del sol. 
Me siento en el banco y me quedo en compañía del almendro en flor.

martes, 21 de febrero de 2017

Hacer un uso adecuado.

Esta mañana vinieron a mi colegio para dar una charla a los niños sobre el uso adecuado de las nuevas tecnologías. Me pareció un tema muy interesante y además sigue la filosofía de este blog donde muchas veces nos pasamos con el uso inadecuado de estas tecnologías y nos convertimos en ese hombre aislado por estar a un móvil pegado.


Como en cualquier ámbito de nuestra vida, el manejo de las tecnologías requiere una educación, aspecto bastante abandonado en nuestros días. Eso de actuar con unas normas básicas educativas parece que lo tenemos olvidado lo que ocasiona un uso inadecuado.



En cualquier lugar vemos como el personal hace mal uso de las nuevas tecnologías y en concreto se podría destacar el uso excesivo del móvil. Está claro que este instrumento es necesario y puede ayudarnos en muchas ocasiones pero del mismo modo podemos obsevar  como ese uso inadecuado puede traer trágicas consecuencias.
Compruebo con estupor como desde edades tempranas abandonamos nuestras obligaciones por el dichoso jueguecito o el manido mensajito.


Me produce tristeza como los niños dejan de jugar en el parque con los amigos o los comensales de una comida familiar están más pendientes del wasap que de charlar con el pariente que está a su lado. El colmo es el aumento de accidentes cuando hay gente que teclea con el móvil en vez de estar centrado en la conducción.
Debemos utilizar las nuevas tecnologías, ¡Faltaría más! pero debemos hacerlo en su justa medida.
No está de más aquel refrán que decía:
"es mejor prevenir que curar"

viernes, 17 de febrero de 2017

Palacio, paraguas y cabrito.


El día amaneció cubierto de nubes lo que no fue impedimento para acercarnos hasta Cogolludo en la provincia de Guadalajara. Con el paraguas como compañero inseparable de viaje comenzamos a realizar el recorrido por este bonito pueblo situado en el noroeste de la citada provincia alcarreña que fue señorío de los duques de Medinaceli.


La primera parada la realizamos frente a la llamativa fachada del Palacio Ducal del S. XV que según nos contó la amable guía fue el primer palacio renacentista español con una bella portada central de ornamentación plateresca.





Una vez dentro del Palacio pudimos disfrutar desde el patio de una vista privilegiada contemplando las dos principales iglesias que se plantaban en lo alto del cerro. La Iglesia de Santa María del S. XVI se encuentra a unos 890 m. sobre el nivel del mar y un poco más abajo la iglesia de San Pedro.


No se puede terminar una visita sin la pertinente aportación gastronómica de la zona y como no podía ser de otra forma nos sentamos en la mesa del restaurante para degustar el típico cabrito de Cogolludo. Un brindis con los amigos y vuelta para casa.