viernes, 17 de febrero de 2017

Palacio, paraguas y cabrito.


El día amaneció cubierto de nubes lo que no fue impedimento para acercarnos hasta Cogolludo en la provincia de Guadalajara. Con el paraguas como compañero inseparable de viaje comenzamos a realizar el recorrido por este bonito pueblo situado en el noroeste de la citada provincia alcarreña que fue señorío de los duques de Medinaceli.


La primera parada la realizamos frente a la llamativa fachada del Palacio Ducal del S. XV que según nos contó la amable guía fue el primer palacio renacentista español con una bella portada central de ornamentación plateresca.





Una vez dentro del Palacio pudimos disfrutar desde el patio de una vista privilegiada contemplando las dos principales iglesias que se plantaban en lo alto del cerro. La Iglesia de Santa María del S. XVI se encuentra a unos 890 m. sobre el nivel del mar y un poco más abajo la iglesia de San Pedro.


No se puede terminar una visita sin la pertinente aportación gastronómica de la zona y como no podía ser de otra forma nos sentamos en la mesa del restaurante para degustar el típico cabrito de Cogolludo. Un brindis con los amigos y vuelta para casa.

sábado, 11 de febrero de 2017

Barriendo, va riendo.

Un día más me crucé con él antes del amanecer.
Muy tempranito ya estaba trabajando, conduciendo su carrito y dándole al suelo con el cepillo de barrer.
Cada día, mi amigo el barrendero hace el mismo recorrido para recoger los desperdicios que dejan los transeúntes por cualquier rincón de la ciudad.
Este día fue diferente. Le pude saludar y charlamos unos minutos.
Me gustó su filosofía y su actitud positiva ante la vida. Me quedé con su frase de despedida.
El oficio de barrendero produce una gran felicidad, mientras va barriendo, va riendo. 
Me hizo gracia la frasecilla y me dio pie para escribir esta entrada.



El sol comenzó a salir tímidamente y pude comprobar (recordando un libro de Miguel Delibes) como la sombra del barrendero es alargada.

lunes, 6 de febrero de 2017

Paseando entre charcos

La lluvia cesó en esta tarde de invierno.


El paseo comenzó esquivando el lodazal
que apareció junto al río (Henares).
Los troncos astillados se pasmaban de frío.



Según iba avanzando,
 mil charcos amigos me iban saludando.
Unos eran más osados y se plantaban en el medio del camino,
otros eran más timoratos y se mostraban alargados más escondidos.
Y los más coquetos, actuaban de espejo
reflejando las ramas desnudas de los árboles viejos.


El cielo grisáceo cambio de color,
los charcos dorados me dicen adiós
en el momento del atardecer.


miércoles, 1 de febrero de 2017

Nace Febrero


N ieve.
A gua.
C oge
E l paraguas.

F río en el cuerpo.
E scarcha en el parque.
B ruma en la mañana.
R iesgo en la carretera.
E scalofrío en la piel.
R amas desnudas sin pudor.
O tro mes que veo nacer.

lunes, 16 de enero de 2017

Tricicle en Guadalajara.

Fría tarde del sábado para pasear por Guadalajara aunque tenía escondido un as en la manga ya que conseguí la entrada para ver a Tricicle y pasar una calurosa velada entre risas y aplausos en el Teatro Buero Vallejo de la citada localidad.
Este trío de artistas no necesita presentación. Creo que llevan como cuarenta años subidos en los escenarios haciendo reír al personal.
En esta última representación (HITS) se pone en escena una docena de divertidos sketches con una duración aproximada de hora y media.


Los asistentes al Teatro-Auditorio pudimos comprobar con satisfacción como de cualquier situación cotidiana se puede extraer una divertida interpretación.
Desde las peripecias de los hombres primitivos se puede llegar hasta la sala de espera en el aeropuerto, en el médico, en el dentista, en el cine, en un casting, pasando por el mago hipnotizador, un conductor en su flamante coche invisible, o las dificultades de un enfermo con los brazos inmovilizados a la hora de hacer sus necesidades en el urinario.

 HITS –acrónimo de Humor Inteligente Trepidante y Sorprendente.




viernes, 13 de enero de 2017

Motosierra madrugadora

Viernes 13.
 Amanece.
 Una motosierra madrugadora
despierta a los vecinos más dormilones.


Los árboles desnudos
acuden a la peluquería.
Cielo azulado, nube gris,
junto a la Puerta de Madrid.


El olor de las ramas recién cortadas
se extiende por la ciudad.
Atardece.
En Alcalá.


domingo, 8 de enero de 2017

Entre trovas y cervezas.

Para acabar la semana podemos asistir a innumerables representaciones teatrales en diferentes lugares. En esta ocasión acudimos a ver una divertida actuación donde la risa estaba asegurada además de ver el espectáculo tomándote una cerveza. Dos estupendos artistas nos recitan diversas historias como lo hacían los antiguos juglares.



El grupo teatral “Trovadas y Trovares” cuenta con más de diez años de experiencia en escenarios de toda España.
Siempre en clave cómica, repasan temas atemporales enmarcados en la tradición clásica del verso medieval.
Todos los textos que interpretan son de creación propia; recitados a la antigua usanza...pero cotidianizados para un público de hoy
La obra se divide en actos cortos entre cinco y quince minutos cada uno variando los personajes y sus historias. El número de escenas y versatilidad de éstas facilita que, si es necesario, el espectáculo pueda transformarse cada pase.

Trova:

  1. Canción amorosa compuesta o cantada por los trovadores.
  2. Composición métrica escrita generalmente para ser cantada.