domingo, 31 de enero de 2016

Final de mes en la sala de espera.

 
 
El último día del mes
termina con el atardecer
 en una sala de espera...
empujado una silla de ruedas.


 
El chaval pisó mal y tuve que llevarlo al hospital.
Torcedura de tobillo en la tarde de domingo.
 
 
El que espera... desespera.
Espere aquí, espere allá.
 
Primero en la recepción,
con un triste personaje.
Después en la radiación,
 la chica del tatuaje.
Termina la exploración
en la sala de vendaje.
 
Los que esperan ya se alteran.
Un peque empieza a llorar.
 
Se va  enero lacrimoso,
con el pie en alto y
con días de reposo.


5 comentarios:

  1. Que fatalidad. Esperemos que empiece el mes con mejor pie y la recuperación sea pronta.

    ResponderEliminar
  2. Es una faena, pero me alegro de que no se trate de nada grave. Paciencia y buen ánimo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias amigo por tu simpatica y poetica visita ,,,es un placer recibirte ...
    Es verdad ...el que espera desespera ...acertados versos
    Te deseo una feliz semana
    Un abrazo
    Marina

    ResponderEliminar
  4. Que se mejore. Trances de esos en los hospitales, tenemos más de uno.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Espero vaya todo bien.

    Que se recupere pronto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

What's up?
¿Qué tal?
Te pasas la vida con el "guasap desquicidado"
¿no te queda tiempo para un pequeño comentario? ♣♣♣