lunes, 6 de julio de 2015

Frutos verdes

Me levanto temprano,
camino con la fresca,
oigo el canto del gallo.
¿Qué metemos en la cesta?

Los frutos reposan verdes
entre aromas de la huerta.
Inconfundibles olores...
de higuera y tomatera.


 











Al principio del verano el verde predomina en los huertos.
 Los tomates, los pepinos, las lechugas, las brevas...
y por supuesto las judías verdes.

"Verde que te quiero verde,
verde viento, verdes ramas..."
 Pero siempre está la excepción que confirma la regla.

Ellas se salen del guión para dar más colorido.
Las cerezas están rojas.

6 comentarios:

  1. ¡Hola Manu!!!

    Muy buenos días, me encantan esos versos, amigo. un canto y homenaje a los frutos que alimentan nuestro cuerpo y también el alma. Eso de ser profesor y poeta es maravilloso. Si los políticos fueran poetas, el mundo sería más justo y brillaría en todos nosotros por siempre el sol de primavera.

    Gracias mil. Manuel, por el bonito detalle, es un privilegio para mí el tenerme en este lindo rincón poético.
    Un abrazo grande: y deseo de todo corazón que tengas un feliz verano en compañía de los tuyos.

    Nos vemos en septiembre si Dios quiere.

    ResponderEliminar
  2. Buenos días.
    Resulta reconfortante dar un toque poético a las pequeñas cosas que vemos cada día a nuestro alrededor y que muchas veces pasan desapercibidas.
    Gracias por llegar hasta aquí.
    ¡Hasta septiembre!

    ResponderEliminar
  3. Y el arriba firmante es daltónico y no ve en el árbol la hermosa fruta que tanto le gusta; ni las preciosas amapolas en los trigales... Pero si me acerco sí que disfruto de esos pequeños milagros a los que cantas.

    ResponderEliminar
  4. Y el arriba firmante es daltónico y no ve en el árbol la hermosa fruta que tanto le gusta; ni las preciosas amapolas en los trigales... Pero si me acerco sí que disfruto de esos pequeños milagros a los que cantas.

    ResponderEliminar
  5. El verde del campo, del huerto, se va tornando según avanza el verano en sinfonía de otros verdes, quizá menos intensos,pero igual de bonitos, salpicados de los colores de frutos maduros.
    Saludos.He leído varios artículos y me gustan.

    ResponderEliminar
  6. Verde que te quiero verde… Qué bonito tuviste el huerto.
    Besos.

    ResponderEliminar

What's up?
¿Qué tal?
Te pasas la vida con el "guasap desquicidado"
¿no te queda tiempo para un pequeño comentario? ♣♣♣