viernes, 8 de febrero de 2019

¿Dónde estaría el padrino?



Alcalá de Henares  fue nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO (1998) y el año pasado se cumplieron veinte años de este nombramiento.
Me gusta pasear por Alcalá y contemplar sus conocidos monumentos. Uno de los lugares destacados de la ciudad lo tenemos en la Plaza de Cervantes pero estos días no hay quien pase por allí.
En un extremo de la plaza, junto al ayuntamiento, encontramos la Capilla del Oidor donde se encuentra la pila bautismal en la que fue bautizado Miguel de Cervantes Saavedra el 9 de octubre de 1547.
Echo la mirada hacia atrás y con algo de imaginación invento una escena quijotesca, empiezo a remover los escombros y pienso:
¿dónde estaría el padrino aquel famoso día del bautismo?
Si Don Miguel levantase la cabeza.


Plaza de Cervantes en obras.


Echando imaginación,
tras la acera levantada,
la Capilla del Oidor.



No podemos terminar,
sin echar ese vistazo
a la pila bautismal.

11 comentarios:

  1. Siempre será para mejorar la imagen de Alcalá. Aunque en esta ocasión creo que es para mejorar la imagen de los políticos que se presentan a las próximas elecciones de nuestra ciudad.

    ResponderEliminar
  2. Las obras son siempre así de "sucias" con los escombros pero seguro que cuando terminen la plaza quedará estupenda, ya mandarás alguna foto del antes y del después de las obras.Saludos

    ResponderEliminar
  3. Así es, hubo un tiempo en el que un alcalde topo, tenía Madrid todo levantado y agujereado y nos dejó en la ruina. No es agradable ver la plaza llena de escombros, pero cuando acaben Cervantes estará orgulloso y con gola de gala.😉

    ResponderEliminar
  4. Que haya suerte y realmente valga la pena..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
  5. Esperemos que todo sea en pro de resaltar aún más la belleza de esa hermosa ciudad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. ¡Eso mismo digo yo! ¡Si levantaran la cabeza los que ya no están! De cualquier forma será para que todo quede mejor. Esperemos... Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Cuando la terminen se verá preciosa, es una ciudad para caminarla, y el padrino o padrinos supongo que estarían con el niño. Abrazo

    ResponderEliminar
  8. Esto del padrino me ha recordado una vieja costumbre, cuando yo era crío... De esto debe de hacer mucho tiempo, en los bautizos existía la costumbre que al salir de la iglesia, el padrino lanzara unos céntimos al aire o unos caramelos para regocijo de los más pequeños, que ni siquiera habíamos estado en el bautizo, en caso de que esta costumbre no se transformara en realidad le cantábamos lo siguiente "Bautizo cagao, que a mi no me han dao, si cojo al chiquillo lo tiro al tejau"

    ResponderEliminar
  9. Hola Manuel. Lo peor es lo que ensucia irremediablemente, pero cuando esté terminada, me gustaría verlo, porfi, envianos una fotaza...

    Gracias, esperamos...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Las obras son interminables...

    No acaban nunca.

    Un abrazo. Feliz domingo.

    ResponderEliminar
  11. Veo que la mayoría de los comentarios hablan sobre el mismo tema: las dichosas obras y cómo está todo patas arriba. Espero que luego todo quede mejor.
    Saludos para todos:
    Juan Ángel
    Charo
    Airblue
    Llorenc
    Juan L.
    La señorita Rita
    Ester
    unjubilado
    maricarmen
    Amalia

    ResponderEliminar

What's up?
¿Qué tal?
Te pasas la vida con el "guasap desquicidado"
¿no te queda tiempo para un pequeño comentario? ♣♣♣