martes, 30 de octubre de 2018

Parón otoñal (Segunda parte)

¡Hola martes!
La última vez escribí en lunes, hoy toca retomar la escritura en un martes, ese de ni te cases ni te embarques.

Realicé una escapadita hacia lo desconocido, en un país diferente, con sus costumbres, con sus gentes y regresé con una experiencia enriquecedora, aprendiendo a valorar esas pequeñas cosas que muchas veces pasan desapercibidas ante la mirada indiferente de nuestra sociedad consumista en la cual nos ocupamos en exceso de lo material abandonando esos valores olvidados que siguen presentes en esta cultura tradicional:
Respeto hacia los demás, en especial a las personas mayores, a las autoridades, a los profesores... la hospitalidad, la valoración de las cosas sencillas contemplando el atardecer senegalés o el asombroso cielo estrellado, escuchar el canto del gallo antes del amanecer, la hora del té con la familia o amigos, el transporte en el techo de un vehículo destartalado, la sonrisa de un pequeño, la charla bajo la sombra de un centenario baobab.... y no sé cuántas cosas más.


Viendo el amanecer senegalés.



Entre carros y mercados. 



De charla con los artistas.







En la escuela rural de Senegal.





 Proyecto de lucha contra el abandono escolar.




 Bajo la sombra del baobab.



Despedida desde un barrio pesquero en Dakar.

34 comentarios:

  1. Que experiencia más enriquecedora Manuel!!!
    Me fascina!!!!
    Supongo, que has vuelto con muchísimas sensaciones maravillosas,difícil es de adaptar en nuestra civilización!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Y has vuelto como nuevo, con otra mirada en los ojos, con la perspectiva de que no es necesario lo que lo era, que la vida son sonrisas infantiles. Felicidades por haber podido realizar ese viaje. Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Esas si que son unas vacaciones aprovechadas. Mi deseo es que hayas colaborado para que esas barcas de la última foto solo sean para pescar y dar vida y no sean un señuelo para aventuras desconocidas, en un mundo que nada tiene que ver con su sonrisas y su paisajes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Una experiencia inolvidable para tí que ya me gustaría tener a mí.Es de admirar esas culturas que respeten a sus mayores, profesores, autoridades......lo maravilloso siempre está en las cosas sencillas que nos ofrece la vida y esos lugares que visitamos ¡ vasta ya de tanto consumismo! no nos lleva a ningún lado y por supuestoo tampoco nos da la felicidad.Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  5. Bonito reportaje, has conseguido captar los diferentes escenarios del día a día. Espero que nos cuentes está experiencia con todo detalle.

    ResponderEliminar
  6. Hermoso viaje Manuel. Me encantaría abrazar un baobab. ¡Cuánto nos sobra verdad? Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente, los valores en esta sociedad en la que vivimos se han perdido, es una pena..
    Me alegro que te haya enriquecido tanto esta experiencia

    ResponderEliminar
  8. Es lo mejor que hay en la vida.... viajar. Te enriqueces de cosas nuevas y conoces otras culturas.
    Qué suerte tienes Manuel.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Es verdad que viajar es cultura, se conocen nuevas vidas, nuevas costumbres y sobre todo vuelves encantado de la experiencia. Me alegro mucho profe, has hecho un recorrido fantástico.
    Buenas fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. No hay nada mejor que viajar con los ojos y las orejas bien abiertas al tiempo que hemos eliminado cualquier tipo de prejuicio.

    Saludos

    ResponderEliminar
  11. Sin duda, debió ser una experiencia maravillosa y fascinante. Te felicito por haber podido hacerlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Este viaje da para muchas entradas en el blog, seguro.
    Envidia me das por poder hacer un viaje así.

    ResponderEliminar
  13. Un gran experiencia.
    Mi viaje a la India, me ayudó a saber valorar mucho más las cosas.
    Se aprende mucho.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Hola Manuel, una experiencia enriquecedora y que nunca olvidaras por todo lo bueno que te ha aportado, es verdad que no sabemos valorar lo que tenemos y solo lo vemos cuando vemos a estas buenas personas que con nada son felices y nosotros siempre quejándonos por todo, me alegro de tu vuelta, magnifico ese atardecer.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Ya veo que has hecho un viaje estupendo. Seguro que la experiencia ha sido positiva.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Agradezco mucho tu visita y como siempre tu comentario a mis versos muy original me gusta tu manera rápida … también me gusta tu publicación viendo que te gusta lo sencillo de la vida …
    e despido ,,abrazos

    ResponderEliminar
  17. El relato que realizas al principio, algunas de las vivencias, son reflejo de las de este país en los años 40/50... ¡Así éramos!

    Un saludo.

    ResponderEliminar

What's up?
¿Qué tal?
Te pasas la vida con el "guasap desquicidado"
¿no te queda tiempo para un pequeño comentario? ♣♣♣