miércoles, 2 de mayo de 2018

No hace falta irse tan lejos.


Comenzó el nuevo mes con dos días festivos, al menos en la Comunidad de Madrid.
Cuando tenemos unos días libres, aprovechamos para realizar un viajecito pero...
 ¿sabemos aprovechar el tiempo que tenemos?
Alucino al escuchar a la gente cuando cuenta sus experiencias viajeras.
Unos se han tirado varias horas en la carretera para pasar un rato en la playa otros buscan lugares recónditos para fardar que estuvieron en un rincón paradisiaco, o no tanto.
Cada uno sabrá hasta dónde quiere llegar. 
Yo estuve disfrutando de un paseo por las orillas del río Alberche donde se podían observar bellos paisajes cercarnos que no sabemos valorar:
Árboles verdes, nubes blancas, cielo azul, flores amarillas, sonidos del agua y de los pájaros, aromas de campo.
Y yo me pregunto:
¿ es necesario irse tan lejos ?

30 comentarios:

  1. Es cierto ya que a veces no hay que irse tan lejos, ni pegarse una panzá de conducir para ver sitios bonitos. En ocasiones, los tenemos muy cerca de casa, y bien o no lo apreciamos, o desconocemos.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. Conozco a alguien muy próximo a mi que conoce la mayor parte de Europa, parte de América, pero no conoce ni los pueblos más próximos a Granada, cada uno se divierte como quiere, pero estoy de acuerdo contigo, para pasarlo bien un fin de semana, seguro que hay un lugar próximo a casa.

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Pues no, profe, te cruzas enfrente, buscas un banco con sombra, oyes a los mirlos como cantan y tienes todo el tiempo del mundo para tomar un buen café con churros,por ejemplo...
    No entiendo hacerse kilómetros para no salir del coche.
    Feliz mayo.

    ResponderEliminar
  4. Tienes toda la razón, no hace falta irse lejos para disfrutar de unas estupendas vacaciones admirando todo lo que la naturaleza nos regala y un paseo por la orilla de un río es todo un placer.Saludos

    ResponderEliminar
  5. Tenemos en los alrededores de nuestras bonitas cuidades lugares maravillosos y son los que visito con mi familia, disfrutando de todos sus encantos, gastronomía, su historia y curiosidades. Cuando los tenga vistos, ya tiraremos a más lejos. Tan interesante como didáctica es tu entrada, Manuel.
    Gracias.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ir de lo sencillo a lo complejo, de lo cercano a lo lejano.

      Eliminar
  6. Manuel, una gran verdad, no hace falta irse lejos, para disfrutar por ejemplo de la naturaleza. Tenemos verdaderos tesoros aquí, que seguro que ni siquiera hemos visto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. No hace falta ir lejos. No sabemos valorar lo que tenemos cerca. Ya lo creo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. La belleza tambien es un estado de animo: pasamos a menudo por una ventana adornada con macetas de bellas flores, sin darnos cuenta, hasta que un día reparas en ella y das gracias por el milagro.
    ... y el viaje ha sido corto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta que un día reparas que la flor se ha marchitado.

      Eliminar
  9. Pues si.Muy cerca tenemos parajes recónditos y bella naturaleza.Os recomiendo la Sierra del Guadarrama y el Parque natural del Sureste,con los cantiles del río Jarama.Bonitas,cercanas y sencillas excursiones.

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  11. Ninguno te lo vamos a discutir, presumo de conocer bastante España, aunque me quedan tres o cuatro capitales de provincia, así que cuando voy fuera no me siento culpable. Aplaudo los comentarios de Airblue y Juan L. Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Tienes razón, en mi caso me he venido, y de momento sigo escribiendo desde los pies de Ordesa, donde la vida se detiene y se disfruta mucho más, incluso de las frígidas temperaturas que aún tenemos, dos grados bajo cero esta mañana, y 7 u 8 en estos momentos en la calle sin aire.
    Si salgo 100 metros fuera de la urba donde me encuentro, la cantidad de estrellas que consigo ver son casi las que se ven desde el mejor radiotelescopio que pueda existir, no hay manera de contarlas, y de vez en cuanto una estrella brillante se va desplazando por el infinito universo...
    -Jubi, que es un avión.
    Ya decía yo que se movía muy rápido.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  13. Sera por eso que los jóvenes quieren vivir fuera de la ciudad en el campo, o la montaña, en plena naturaleza, es cuestión de amoldar su vida al entorno, lo vivo en mis propias carnes..
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Totalmente de acuerdo contigo. El rio Alberche a su paso por Escalona es digno de admirar.
    Yo me he pasado estos días en casita con mi hijo y los dos hemos estado de maravilla.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me acerqué al río, pasando Escalona, a la altura de Cardiel de los Montes.

      Eliminar
  15. Manuel, ¿por qué te crees que quedé en León disfrutando del frío irónicamente claro, je, je y jugando la partida en bares calentitos tomando tapas? Un saludo.

    ResponderEliminar
  16. Tenemos lugares muy bellos cerca de nosotros así que a ver si los aprovechamos y disfrutamos.

    ResponderEliminar

What's up?
¿Qué tal?
Te pasas la vida con el "guasap desquicidado"
¿no te queda tiempo para un pequeño comentario? ♣♣♣