lunes, 6 de febrero de 2017

Paseando entre charcos

La lluvia cesó en esta tarde de invierno.


El paseo comenzó esquivando el lodazal
que apareció junto al río (Henares).
Los troncos astillados se pasmaban de frío.



Según iba avanzando,
 mil charcos amigos me iban saludando.
Unos eran más osados y se plantaban en el medio del camino,
otros eran más timoratos y se mostraban alargados más escondidos.
Y los más coquetos, actuaban de espejo
reflejando las ramas desnudas de los árboles viejos.


El cielo grisáceo cambio de color,
los charcos dorados me dicen adiós
en el momento del atardecer.


28 comentarios:

  1. Qué envidia me das, con ganas de tener a donde ir a caminar....

    Saludos 👋

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cualquier lugar puedes buscar una ruta para caminar, ya sea en el campo o en la ciudad un paseito te puedes dar.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Paseo diferente, esquivando charcos.
      Había que aprovechar el parón de la lluvia para estirar las piernas.
      Abrazos.

      Eliminar
  3. ¡Hola Manuel!!!

    Preciosa entra aunque te mojara los charcos. Es la verdad de estos días pasados por agua y fuerte viento que lo reflejas divinamente en poesía. Me ha encantado.
    Las fotos hablan por si solas: y a pesar de las charcas son muy bonitas.

    Te dejo mí gratitud y mi estima.
    Un abrazo y se muy -muy feliz.

    ResponderEliminar
  4. Los charcos son la huella que deja la lluvia. Los días grises tienen la magia de remover sentimientos, lo dice la canción:" cuando la lluvia cae se funde el hielo". Paseando entre espejos es una manera distinta de caminar, la pena es que no se puede convertir un charco en mar.
    Abrazos y bonitas imágenes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta.
      Manera distinta de caminar,
      la pena no convertir el charco en mar.
      ¡Genial!

      Eliminar
    2. Sí se puede. Con barcos y todo. ¡Hazte pequeño!

      Eliminar
  5. ¡Charcos!
    Trocitos de cielo.
    El agua, tendida,
    vestida de hielo.
    El agua rendida
    postrada en el suelo.
    ¡Barcos!
    por mares helados
    reflejos de nubes
    que el agua ha bajado
    Los sueños que suben
    los sueños mojados...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Soñar entre la humedad.
      Sueños mojados.
      Sueños encharcados.

      Eliminar
  6. Aunque he tardado en pasar, me gusta este paseo de invierno con sus charcos y todo saludandote.
    Un abrazo Manuel.

    ResponderEliminar
  7. Un buen paseo entre charcos, que la lluvia nos dejo.. siempre hay que encontrar aquello interesante que tras la tormenta siempre llega la calma..
    Un abrazo..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de la tempestad viene la calma, la cual podemos aprovechar para pasear.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Aunque uno se manche los pies, bien a gusto que lo hace, porque sitios de esos, cada vez van quedando menos. Bonitas fotos y paseo.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Sarna con gusto no pica.
      Otro abrazo.

      Eliminar
  9. Una despedida triste de los simpàticos charcos y un hola a los rayitos de luz del atardecer.

    Precioso.

    ResponderEliminar
  10. Una despedida triste de los simpàticos charcos y un hola a los rayitos de luz del atardecer.

    Precioso.

    ResponderEliminar
  11. Simpáticos charcos a la hora del atardecer.
    Saludos dorados por los rayitos de sol.

    ResponderEliminar
  12. Unas fotos de vistas de invierno ,por esos caminos siento frio.
    pero las fotos son preciosas.
    Gracias Manuel del cariñoso comentario que me has dejado ...
    un abrazo

    ResponderEliminar
  13. A pesar de los charcos antes y después del atardecer, tus letras son muy poéticas y me ha encantado leerlas.
    Ahora te voy a recomendar uno de mis libros que seguro que no me van a dar por él el premio Nobel, jajaja.
    Si quieres lo puedes ver y comprar en Amazon, solo vale 1,80. creo pues mi editor lo ha puesto baratito.
    Primero lee el consejo de un lector.
    Solo tiene 190 páginas, verás lo que hemos pasado los mayores.
    Si no lo compras no me enfado, solo es una sugerencia.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Respuestas
    1. ¡¡Pero que bruta soy!!
      Creía que había puesto el titulo, este es:
      "El soldado Feliciano"
      Es para el ordenador o libro electrónico.
      Ya me contarás. Un abrazo.

      Eliminar
  15. El reflejo de la vida en los charcos, es como cuando nos vemos reflejados en una mirada
    Saludos

    ResponderEliminar
  16. Reflejo en los charcos.
    Bonito comentario.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

What's up?
¿Qué tal?
Te pasas la vida con el "guasap desquicidado"
¿no te queda tiempo para un pequeño comentario? ♣♣♣