sábado, 16 de julio de 2016

Por el hayedo del Moncayo.

Comenzamos nueva ruta en una mañana de verano.
El inicio está marcado a las faldas del Moncayo.



Un árbol muestra su colorido en el borde del camino
con los frutos rojos.



Un pueblo se encuentra escondido entre los campos sembrados.
¡Hola Vozmediano!


Las altas hierbas tapan el sendero.


Los animales saludan al caminante.



 
¡Buenos días  Don Lución!
¡Buenos días mariposa!



Retorno a la senda perdida
con marca blanca y amarilla.


Seguimos el recorrido bajo la sombra de las hayas.
Hago una pequeña parada. Leo cartel informativo.
Y regreso por donde he venido.


Todo principio tiene un final.
Me quito las zapatillas,
echo un trago de agua y meto los pies en la acequia solitaria.

11 comentarios:

  1. Qué bueno ese refrescón de pies !!!

    ResponderEliminar
  2. PRECIOSAS LAS FOTOGRAFIAS...Y LO QUE ME FIJÉ ES QUE LOS PIES ENTRE EL AGUA FRESCA TE SE VEN MUY BONITOS...
    GRACIS POR TU VISITA ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por llegar hasta aquí.
      Que tengas un día feliz.

      Eliminar
  3. Que buena ruta! Que buen paisaje! Y lo mejor, ese pediluvio reparador. Seguro que el agua estaba helada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí.
      El agua estaba fresquita.
      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Una bella ruta.

    Estupendas fotos. Que disfrutes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Una bella ruta.

    Estupendas fotos. Que disfrutes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bonito comentario para bonita ruta.
      Gracias por pasar bonita.

      Eliminar
  6. Buenas fotos, se antoja recorrer ese camino....y meter los pies al agua también!!

    Saludos =))))

    ResponderEliminar
  7. Sí. Apetece refrescarse tras una caminata bajo el sol.
    Saludos.

    ResponderEliminar

What's up?
¿Qué tal?
Te pasas la vida con el "guasap desquicidado"
¿no te queda tiempo para un pequeño comentario? ♣♣♣