jueves, 11 de junio de 2015

El móvil enjaulado.

Esta tarde lo dejé enjaulado en un cajón del chifonier.
Me senté en un banco cercano y me puse a observar en los últimos minutos del día, antes del atardecer.
En la tranquilidad de la tarde, cuando la claridad del día da sus últimos suspiros, llegaron amigos alados para hacerme compañía.
Primero apareció una paloma que se posó en una farola.
A continuación, un gorrión que se acercaba con prudencia a recoger unas migajas.
En lo más alto, surcando los cielos, cruzaron fugaces alegres vencejos.
Antes de marchar descubrí otro pajarillo que estaba más triste que los demás. El canario enjaulado no tenía ganas de cantar. Entonces recordé que mi móvil también estaba enjaulado en un cajón del chifonier.


Nota:

He visto escrito Chifonier, Chinffonnier, Sinfoneir, Xinfonier, Sifonier…y no estaba seguro de como se escribía la palabra que aparece en esta entrada por lo que acudí a la Real Academia de la lengua (RAE) para conocer la acepción correcta.

chifonier: Cómoda alta y estrecha con cajones.

6 comentarios:

  1. Y, naturalmente, " chifonier lo buscaste con el móvil, en google ¿verdad?

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno compañero.
    Lo encontré utilizando el ordenador, que se ve mejor.
    Me marcho con el chifonier a otra parte.

    ResponderEliminar
  3. No hay mejor espectáculo que el que nos ofrece la naturaleza.

    ResponderEliminar
  4. No hay mejor espectáculo que el que nos ofrece la naturaleza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doble agradecimiento por ese comentario que aparece duplicado.♣♣

      Eliminar
    2. Pues muchas gracias a ti, porque me da rabia, no tenía porqué pasar.

      Eliminar

What's up?
¿Qué tal?
Te pasas la vida con el "guasap desquicidado"
¿no te queda tiempo para un pequeño comentario? ♣♣♣